Apuntes sobre el comercio

 In Comunicación, General, Uncategorized

Preparando una pequeña intervención para una mesa redonda sobre comercio me encuentro con la premisa básica de que hoy cualquier pastelería de pueblo compite con Magnolia Bakery en New York. Compite por las veces que lo hemos visto en televisión, por lo cerca que nos la deja Internet y por la posibilidad del rapidísimo comercio internacional.

Hoy cualquier marca, por muy local que sea, compite en el mercado internacional. El dinero disponible del consumidor se distribuye a discreción bajo dos premisas, lo barato y lo exclusivo. Es decir, que el consumidor compara la compra a través de Internet para conseguir el mejor precio, y por otro lado, sólo está dispuesto a gastar un poco más si el producto es exclusivo o con una gran diferenciación.

Vivimos en un mundo globalizado, interconectado, los productos no encuentran frontera y hay un exceso de oferta al alcance de la mayoría de los clientes.  Andés Contreras apunta en su post El futuro de los centros comerciales  que el e-comerce, las redes sociales como nuevas formas de socializar de los jóvenes o los dispositivos móviles o smartphones entre otros contribuyen a esta idea de nuevas formas de relación con el producto.

Un cliente mío con una tienda on line se quejaba de que no le funcionaban las ventas por Internet. Por poner un ejemplo, quería vender teléfonos de ducha de marcas conocidas al mismo precio o superior que los vendía la competencia. El caso es que vendió antiguos modelos descatalogados, es decir, aquellos productos que tenían una marcada diferenciación por que ya no existían en el mercado.

Esa es la clave de la venta del comercio hoy, la diferenciación, puesto que un comercio físico no sólo compite con el comercio de su barrio sinó con comercios y fábricas por todo el mundo.

Y la pregunta es ¿Hay alguna solución?
Sí, varias.

De un lado la Retroprogresión, concepto ideado por Salvador Pániker, que trata de revisar, mirar al pasado antes de dar el paso hacia el futuro. Aplicado al comercio se trata de recuperar lo esencial, lo que nos diferencia y por lo cual existimos y darle impulso y aire de futuro.

Por otro lado la experiencia única de venta que nos proponen Jorge Mas y Luis Lara en su libro Porque unas tiendas venden y otras no. Es imprescindible que hoy las tiendas tengan sistemas para medir la calidad e intensidad de la experiencia que el consumidor tiene con ellas, tal como comentamos en nuestra explicación sobre El Método de la Experiencia de Factoria d’Idees.

Por último incidir en lo que siempre digo desde este, mi blog, sobre añadir valor a marca comercial, sumarle conceptos de interés para los consumidores como la felicidad, el encanto, lo ecológico, el valor de los sentidos… y utilizar los nuevos medios, las redes sociales, para contactar con el consumidor y hablar con él directamente, hacerle partícipe de tu empresa.

Hoy me he encontrado también con un post interesante en Forbes 5 consejos para montar un negocio de éxito en Nueva York, y sólo puedo añadir que también sirven aquí. Ánimo y emprender.

Recommended Posts

Leave a Comment

*

Hablamos?

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt